lunes, 20 de noviembre de 2017

Consejos para iniciarse en la fotografía nocturna

Muy buenas a todos locos de los pixeles, hoy voy a daros algunos consejos por los que yo hubiera pagado sacos de oro cuando comencé en esto de la fotografía nocturna hará ya 7 o quizás 8 años...

Vamos a comenzar por el material que vamos a necesitar, que no es otro que el siguiente:

  • Cámara reflex.

No hace falta que nos volvamos locos con ella, mientras nos permita disparar en modo bulb nos servirá.  Con cualquier cámara de la gama de iniciación nos valdrá para empezar a realizar nuestras primeras incursiones nocturnas. Es cierto que cuanto mejor sea la cámara mejor calidad tendrán nuestros resultados finales en cuanto a ruido y rango dinámico se refiere, la cámara no hace la fotografía sin los 40cm de carne pelo y huesos que están tras ella.


  • Objetivos.

El otro gran dilema... comenzaré por decir que esto ya es un poco a gusto del consumidor.
Preferiblemente nos centraremos en los gran angular y con apertura de diafragma f/2,8. Este tipo de objetivos no es que sean precisamente económicos pero que no os entren los 7 males, con cualquier lente de las que vienen en los kits de iniciación, tipo 18-55, se puede hacer fotografía nocturna.


  • Trípode.  

Vamos a realizar exposiciones largas, por lo que vamos a necesitar un trípode robusto y firme donde colocar nuestro preciado equipo. La experiencia de todos estos años me enseñó que tendemos a poner la cámara en cualquier trípode y es un tremendo error. En esto sí que os recomiendo que invirtáis dinero desde el minuto 0. La diferencia entre un mal y un buen trípode puede reflejarse en que nuestra cámara se caiga al suelo y se destroce en 500 pedazos por una ráfaga de viento o salga airosa sin menearse de su encuadre. Cuanto más robusto y estable sea mejor, y si nos permite colgar la mochila de la columna central para ganar estabilidad y bajar el centro de gravedad del conjunto mejor. Claro que se puede hacer fotografía nocturna con trípodes de 40-50€ pero... allá vosotros donde ponéis vuestro equipo.


  • Disparador.

Más que recomendable accesorio que nos permitirá disparar nuestra cámara sin tocarla, y programarla para que realice fotografías continuas de determinado tiempo a determinado intervalo (esto de momento no lo vamos a tocar) los podemos encontrar en ebay por 10-12 euros los más básicos, hasta los 60-70€ los más avanzados.


  • Linternas.

Linterna led fría, en ebay podéis encontrar 4000 modelos distintos de linternas de led, con el tiempo iréis dándoos cuenta que no todas nos dan los mismos resultados de color, potencia e uniformidad.

Linterna cálida, las de toda la vida de bombilla incandescente, preferiblemente que se pueda focalizar su haz luminoso.

Y ahora que ya tenemos todo nuestro equipo preparado en la mochila y estamos dispuestos a salir...


¿Dónde voy?

Mi consejo es que nuestras primeras salidas sean cerca de casa, ya que aún no estamos familiarizados con este tipo de fotografía y es muy posible que los disparos de los primeros días no valgan ni para hacer un caldo. Ahorra tiempo y dinero en desplazarte y practica cerca de casa hasta que los resultados mejoren con la práctica, si eres constante, mejorarán créeme. Una vez que ya tengas más controlada la rutina puedes ir buscando sitios con más encanto.

Ahora que ya sabemos dónde vamos a ir, necesitamos saber qué tiempo vamos a tener. Es recomendable consultar días antes la previsión del tiempo para saber si va a hacer calor o frío, nubes o cielo despejado y adecuar la salida al tiempo.

Si puedes, visita el sitio donde vas a ir por la noche de día, para ver posibles encuadres, pero sobre todo para ver posibles peligros... cristales rotos, zanjas en el suelo, etc etc y si es posible nunca salgas sólo por la noche, siempre es mejor acompañado por si te pasa algo.

Ten siempre clara una idea en tu mente de lo que quieres hacer. De nada vale salir a disparar como pollo sin cabeza si luego las fotografías que llevamos en la tarjeta no nos van a servir para nada. Si tienes una idea clara de lo que quieres, y no consigues el resultado, repite la toma una y otra vez analizando los fallos, todo sale, no a la primera, pero se trata de eso, de aprender y practicar. Vale más volver a casa con 1 o ninguna foto buena que con un puñado de fotos malas que lo único que van a hacer es desanimarnos.

Intenta aprenderte de memoria donde están los botones de tu cámara, te ayudará a ganar tiempo saber donde están ubicados y poder localizarlos sin tener que encender ninguna luz (sobre todo si tienes a otro compi nocturno practicando cerca de ti que quiera descuartizarte si enciendes alguna luz y él está practicando).

No pretendas hacer el fotón de tu vida la primera noche, como digo más arriba, estamos iniciándonos. Es el momento de ver cómo se comportan las luces, de probar las linternas y probar hasta dónde puede llegar nuestra cámara. Prueba diferentes configuraciones de velocidad Iso y diafragma con las mismas fotos, verás como cambia el resultado.

Prueba a cambiar el balance de blancos de tu cámara, e iluminar con distintas linternas para ver cómo se comportan los colores. Te ayudará para en un futuro llegar mas rápido al resultado final que tienes en tu cabeza.

Practica en casa antes de salir a la calle. Este truco nos ayudará a controlar mejor las luces a la hora de la verdad, todo lo que se puede practicar en casa es tiempo ganado que tendremos en la calle para intentar obtener lo fotografía que llevamos en la cabeza.


Y con esto... yo creo que suficiente para comenzar!


Un saludo y nos vemos en la noche!


Facebook

Instagram











1 comentarios: